Las aulas de la comarca se vuelcan con la robótica, la programación y el 3D

Los robots han tomado las aulas de la comarca. Llegaron en forma de actividad paralela, en algunos casos extraescolar, y ahora ya se usan hasta para que los más pequeños aprendan a leer creyendo que están jugando. Parte del mérito es de unos profesores que dedican muchas horas de su tiempo libre a formarse en robótica, en nuevos sistemas informáticos y hasta crean grupos de trabajo para encontrarles más utilidades educativas. El resultado es que los colegios e institutos destacan en los concursos, pero sobre todo han ganado en recursos. «Son especialmente útiles para ensinar a rapaces con problemas de aprendizaxe», cuenta Reyes Montero, profesora de Tecnoloxía en el Atios de Valdoviño.

En este centro, al igual que en otros 20, la robótica está presente en muchas asignaturas como un arma para reforzar el aprendizaje. La lista de tareas que hacen los pequeños apabulla, en especial, las de primaria: «Cos máis pequenos pódense usar para que os nenos aprendan a ler, por exemplo, para que fagan ir o robot dende a palabra escrita ao debuxo que a representa ou para que se movan en taboleiros con sílabas», cuenta una docente que recuerda que estos ejercicios aportan a los pequeños visión espacial y lateral. Pararse a pensar y no precipitarse es otra de las destrezas que les muestran la robótica en esta etapa. «Teñen que ordear secuencias e iso ensínalles tamén lóxica», precisan desde un centro en el que los profesores se organizan en un equipo de trabajo para planear las clases. Como sucede en otros colegios cuentan con horas de robótica que son actividades extraescolares, pero también con la figura del alumno mentor, que acude a estas sesiones y después las transmite a sus compañeros.

«Esta organización también es muy importante, porque crea una red entre los niños y aprenden a trabajar en equipo», precisa otra de las profesoras implicadas.

Los alumnos de secundaria ya disponen de una asignatura de robótica gracias a la que conocen cómo programar y hasta mejorar en materias como las matemáticas. «Obríganlles a facer cálculos a pasar de unhas unidades a outras o cal dalles unha axilidade mental», explica la responsable del programa del Atios que trabaja estrechamente con las tutoras de las aulas con estos contenidos: Cristina Fernández Soto y Laura Adela Fernández.

Bea Abelairas

26/05/2017 19:12

La Voz de Galicia